|
09/09/2017

Cinco chicos de Juanicó de gira por Europa mostrando nuestro folclore

Giovanni Moschetti (18 años), Soledad Da Silva (22 años), Valentín (20 años) y Victoria Peluffo (17 años), y Melina Milicevic (19 años) son cinco integrantes del Ballet Folclórico “Canelones”, un grupo de danza independiente de la ciudad de Canelones dirigido por el Mtro. Gastón Damián Morossini, todos ellos oriundos de la localidad de Juanicó.
5juani-dedotapa-web.jpg

El proyecto comienza con la iniciativa de un grupo de bailarines del departamento canario con el propósito de llevar la danza folclórica y popular del país a un punto de producción y desarrollo del más alto nivel, sin dejar de lado el cuidado de las raíces de la tradición.

Es así que este proyecto comienza a recorrer diferentes rincones del país y la región, montando y produciendo giras nacionales e internacionales.

En ese sentido recorrieron escenarios de la región como el II Festival Internacional de Folklore de Soledade - Brasil 2014, Festival de danza y canto Mandy Ju Poty de Paraguay 2015, Festival FESTIFOLK 2015, Gira España 2015 (agosto-setiembre), Gira Paraguay - Argentina 2016, y Festival San Lorenzo del Campo Grande.

Hace pocos días llegaron de su segunda gira por Europa, donde actuaron en diferentes países como España, Francia y Bélgica durante 40 días.

Para conocerlos personalmente y que nos cuenten la experiencia vivida en el viejo continente dialogamos con estos cinco embajadores de Juanicó que han representando al país a nivel internacional, lo que es un orgullo para los habitantes de esa pequeña localidad canaria.

 

“Fue una experiencia increíble; el intercambio cultural, conocer diferentes formas de baile, culturas, costumbres, convivir con ellos…”

 

P.al Día- ¿Desde cuándo bailan danzas folclóricas y cuánto hace que se integraron al Ballet Folclórico “Canelones”, Danza Independiente?

Melina Milicevic- Yo integro el grupo desde este año, antes bailaba en un grupo con Gastón y me invitó a formar parte de esta gira; bailo desde los siete años cuando empecé con Cono Gómez en el Club Ciclista, siempre integrando diversos grupos y hasta ahora seguimos bailando.

Soledad da Silva- En el ballet estoy hace siete años, me integré por medio de Gastón que era el profesor de Tango de la Casa de la Cultura; he integrado varias propuestas locales e internacionales con el grupo y al igual que Melina bailo desde los siete años.

Giovanni Moscheti- Yo bailo desde los doce años y me sumé al grupo este año, pero con Gastón ya vengo bailando desde años anteriores en otro grupo que se llamaba “Contradanza”.

Victoria Peluffo- Empecé bailando tango en Juanicó con Gastón, bailo folclore desde los seis años, comencé bailando en el grupo de Contradanza y el año pasado pasé al ballet donde hice giras por Paraguay, Argentina, Brasil y ahora me sumaron a este proyecto.

Valentín Peluffo- Bailo desde los ocho años y hace cuatro años que estoy en el ballet; entré para una gira de tango por Uruguay y me ha tocado estar en giras por algunos países de Latinoamérica y a las dos que hemos hecho por Europa.

P.al Día- ¿Cómo surge la posibilidad de la gira por Europa?

Soledad da Silva- La coordinadora Maria Teresa, que fue la misma coordinadora que en el 2015 cuando hicimos la otra gira, nos invita a una nueva red de festivales, en el 2015 fue FestiFolk y en esta oportunidad se llamó Festivales del Sur.

 

“Quisimos mostrar también otras ramas del folclore que son de acá como el tango y el candombe para mostrarlo a otros países…”

 

P.al Día- ¿Qué danzas bailaron?

Soledad da Silva- Allí mostramos diferentes cuadros de danza folclórica tradicional estilizada, tango y candombe.

Valentín Peluffo- Si bien nuestro punto fuerte es la danza folclórica porque es lo que hicimos toda la vida, no nos podíamos quedar solo en eso y quisimos mostrar también otras ramas del folclore que son de acá como el tango y el candombe para mostrarlo a otros países.

P.al Día- Me imagino que eso requirió una preparación previa…

Giovanni Moschetti- De la gira ya sabíamos desde setiembre del año anterior y la preparación arrancó a fines de febrero con talleres de tango que para muchos de nosotros era algo nuevo y también comenzamos los talleres de afro.

Melina Milicevic- Tenemos una profe que forma parte del elenco que nos enseñó todo lo que es técnica de afro porque si bien el folclore tradicional estilizado es algo relacionado nunca lo habíamos bailado; el tango también fue un desafío porque tiene una técnica totalmente diferente y es algo que rompe los esquemas y líneas que estábamos acostumbrados.

P.al Día- ¿Todos tenían que saber bailar todos los estilos? 

Valentín Peluffo- La propuesta era que todos aprendiéramos lo que más podíamos y Gastón se encargaba de decidir quién bailaba cada ritmo.

P.al Día- ¿Cuántos integrantes fueron a la gira?

Valentín Peluffo- Éramos 25 contando bailarines y músicos junto a Mariela que es una preparadora física que también llevamos y un recitador que fue el que preparó toda la línea de textos que era el hilo conductor y aparecía varias veces en el espectáculo.      

El trabajo de Mariela como preparadora física es nuevo con respecto a otras giras y está bueno destacarlo porque se encargó de prepararnos físicamente para el momento de bailar, ya sea prevenir lesiones, calentamiento y todo eso.

P.al Día- ¿Ustedes son todos bailarines o también hay algún músico?

Valentín Peluffo- Somos bailarines, aunque yo en la parte del candombe toco el tambor.

P.al Día- ¿En la parte de danzas se mantienen las mismas parejas o varían dependiendo del ritmo?

Victoria Peluffo- Las parejas van cambiando, es parte de la dinámica, las danzas llevan a que vayamos cambiando, porque depende de cómo se vea visualmente cada pareja, también se toman en cuenta las estaturas y todo eso lo define Gastón que es el director.

P.al Día- ¿En que ciudades actuaron?

Victoria Peluffo- En España estuvimos en País Vasco, Jaka, donde hubo uno de los festivales más grandes donde había más de 20 delegaciones de todo el mundo presentando sus danzas, en Francia Tarbes, Pau, Tarascón, Saint Girón, Saint Julién, Genoise donde también se realiza uno de los festivales más grandes y de ahí nos movimos a Namur en Bélgica.

P.al Día- ¿Cómo se llevaban con el idioma?

Melina Milicevic- Teníamos un músico integrante que sabia hablar francés; con las otras delegaciones nos comunicábamos con lo poco que sabemos de inglés y después con el clásico lenguaje de señas.

 

“La gira nos dejó aprendizaje, un intercambio muy rico entre todas las delegaciones con las que compartimos…”

 

P.al Día- ¿Qué les dejó esta experiencia por el viejo continente?

Melina Milicevic- Me dejó mucho aprendizaje, bailar todos los días varias veces implicó un gran desgaste físico pero lo hicimos con gusto porque es re lindo, la gente nos trató muy bien, y notabas que al público le agradaba porque siempre había una buena respuesta, estaban atentos al espectáculo; me quedo con eso.    

Soledad Da Silva- Mucho aprendizaje, un intercambio muy rico entre todas las delegaciones con las que compartimos y eso fue lo que más me quedó. El público nos recibió de una manera muy calida a todos los festivales a los que fuimos, quedaron muy contentos con nuestra presentación y eso nos hace saber que dejamos bien representado a nuestro país.

Giovanni Moschetti- Lo que más me quedó fue el tema del intercambio cultural, los contactos que lográs hacer de distintas partes del mundo; con el público yo tenía un poco de miedo porque decían que en el 2015 había un publico frío pero esta vez era muy cálido, sobre todo en Francia y eso fue muy emocionante.

Victoria Peluffo- A mí me pareció una experiencia increíble. El hecho de bailar algo nuevo fue todo un reto personal, al principio me sentía muy insegura pero lo disfruté mucho y además tenía un cuadro donde había mucha conexión con el público porque transmite mucho y cuando se paran a aplaudir es increíble lo que sentimos como bailarines arriba del escenario. También lo de la convivencia y la integración fue algo que nos trajimos de la experiencia que estuvo bueno porque conocimos diferentes idiomas, culturas totalmente diferentes a la nuestra y muchos lugares. Eso nos enriquece mucho como personas y también como bailarines. 

Valentín Peluffo- Lo principal como bailarín fue el intercambio cultural, conocer diferentes formas de baile, culturas, costumbres, convivir con ellos. Fue muy lindo prepararnos para cada función, levantarse todos los días sabiendo que íbamos a bailar, algo que en Uruguay lo hacés cada tanto allá lo hacíamos todos los días.

 

“Nuestro compromiso es profesional; nos encantaría en un futuro poder vivir de esto y es a lo que aspiramos…”

 

P.al Día- ¿Cómo ajustaron sus actividades personales para poder viajar? ¿Piensan dedicarse de lleno a esta profesión o lo hacen como hobbie?

Melina Milicevic- Yo justo tuve un receso largo, solo me perdí varias evaluaciones que las voy a hacer en verano. En cuanto a lo otro es algo difícil de decir porque en el festival nos llevamos la sorpresa de que muchas delegaciones fueron como profesionales, trabajaban de bailarines, en cambio nosotros éramos quizás la única delegación que fuimos porque nos gusta, no nos importó dejar la familia y los estudios por 40 días, quisimos ir a representar al país porque nos encanta; nos fuimos por un trabajo fuimos por algo que hacemos con gusto y lo volvería a hacer muchas veces más.

Soledad Da Silva- Estoy dedicada cien por ciento a esto, estudio en la Escuela Nacional de Danza y me estoy preparando para en un futuro dedicarme profesionalmente, incluso doy clases con Gastón en su estudio y por ese motivo no me hicieron ningún problema, al contrario, te incentivan y te motivan.

Giovanni Moschetti- Yo para poder viajar dejé la facultad de Medicina porque se me hacía imposible estudiar y espero retomar el año que viene.

Respecto a la otra pregunta todos los trabajos que dirige Gastón son profesionales, la única diferencia es que no cobramos por eso.

Victoria Peluffo- Yo estoy tratando de reengancharme pero es muy difícil porque en ese mes y medio me perdí mucho temas que dieron por tanto si tengo que recursar lo haré pero no me arrepiento porque es algo que me va a quedar para toda la vida y lo disfruté mucho.

Valentín Peluffo- Estoy estudiando diseño grafico pero como son cursos separados no tuve que acomodarme mucho y en la escuela donde estoy trabajando me dejaron salir sin problema.

Sobre la otra pregunta, salvando la parte de que no cobramos el compromiso es profesional; nos encantaría en un futuro poder vivir de esto y es a lo que aspiramos.

 

“Este viernes 15 tenemos una función en el Teatro Politeama y el sábado 16 en la Rural del Prado…”

 

P.al Día- ¿Cómo se financian los gastos de los viajes, vestuario y demás?

Melina Milicevic- El financiamiento del viaje fue todo por nuestra cuenta, organizamos una mega rifa y tratamos de vender los números que podíamos y cubrirnos el pasaje. En cuanto al vestuario en el ballet tenemos un fondo común que surgen de presentaciones que hacemos en los distintos lugares, ventas de publicidad que se busca para que la gente colabore y a su vez auspiciantes que promocionamos a todos los lugares que vamos y mediante las redes sociales.  

Soledad Da Silva- Por ejemplo antes de irnos hicimos una función en el Teatro Politeama, llenamos la sala y quedamos muy contentos porque la gente se arrimó. El viernes 15 a las 20:30 horas tenemos otra función, las entradas ya están a la venta en Red UTS y esperemos que la gente acompañe. También tenemos otra actuación el sábado 16 en la Rural del Prado.

Giovanni Moschetti- La gira que hicimos fue declarada de interés cultural por el MEC y eso también nos ayudó con el tema de los estudios y las licencias.

P.al Día- ¿Dónde se alojaron durante esos días?

Victoria Peluffo- Nos quedábamos en diferentes lugares, a veces eran alberges, escuelas, liceos y demás.

P.al Día- ¿Hay amistad en el grupo más allá del baile?

Victoria Peluffo- Sí claro, conviviendo nos conocimos mucho más, no es lo mismo compartir un par de horas de ensayo por semana que estar 40 días conviviendo, aprendés mucho de los demás y es algo nuevo.

 

“Hay diferencias de cómo se valoran las culturas; nosotros siempre apuntamos a que crezca el interés por el folclore en nuestro país…”

 

P.al Día- ¿Sienten que en el exterior se valora más el folklore que en nuestro país?

Valentín Peluffo- Al público le gusta el folclore y nos sentimos valorados en nuestro espectáculo pero acá vemos mucho menos público, venimos de ir a festivales chicos para ellos que tenían una gran convocatoria de gente y en ese sentido hay diferencias de valorar las culturas.

Nosotros siempre apuntamos a que crezca el interés por el folclore; los medios tienen que ver y sobre todo a nivel de la organización de festivales y eventos que cada vez se están apagando un poco más.

P.al Día- Muchas veces a los folcloristas se los convoca para los eventos benéficos y cuando hay dinero para contratar se lleva otros estilos musicales… Es así?

Giovanni Moschetti- Sí, exacto. No se valora el folklore. Nosotros brindamos un espectáculo al igual que una banda de música por más que sea un genero distinto, atrás hay horas de ensayo, dedicación, una preparación importante, vestuario y demás.  

Valentín Peluffo- Quizás acá no esté tan valorado como en otros países y por eso estamos tratando de que se empiece a valorar más ese trabajo.

P.al Día- ¿Algo más que quieran agregar?

Melina Milicevic- Agradecer a la gente de nuestro pueblo que ha colaborado comprando números de rifas y eso ayuda un montón al igual que los vecinos que van a vernos a los espectáculos.

Soledad Da Silva- Sentimos el apoyo del pueblo y el apoyo familiar también.

Valentín Peluffo- Invitar a la gente para el 15 de setiembre que nos venga a ver al Teatro Politeama.