|
06/02/2018

Conociendo el sentir de los productores granjeros dialogamos con Juan P. Ayphassorho

Juan Pedro Ayphassorho es un productor hortifrutícola de 53 años de la zona de Camino Cuatro Piedras y Camino Brandi. Cursó Ciclo Básico en la UTU y luego concurrió a la Escuela Familiar Agraria Los Nogales, lo que le brindaría un gran conocimiento en gestión de empresas y aplicación de tecnologías.
vasco-tapaweb.jpg

En sus ratos libres ayudaba a sus padres en las tareas de campo, hasta que luego de aprobar la tecnicatura, a los 18 años se dedicó de lleno a trabajar en la granja, en la empresa familiar que desde varias décadas atrás habían forjado sus padres: César y Filomena.

Participó durante casi 30 años en el grupo CREA Fruticultores hasta que por falta de tiempo decidió apartarse.

“El sector granjero está complicado, tenemos altos costos de producción y hay poca rentabilidad o ninguna…”

Actualmente la familia posee unas 30 hectáreas donde explota durazno, ciruelos y uva de mesa en fruticultura, y cebolla y zapallo en horticultura. En su empresa trabajan su señora, su hijo dos empelados efectivos y zafrales que contrata según la demanda, además de sus padres, que pese a su edad continúan colaborando en las tareas. Históricamente comercializaban sus productos en ferias de Montevideo, pero desde hace un par de años lo hacen en el Mercado Modelo.

 

“Que te bajen el gasoil y la energía; que controlen el contrabando y la sanidad de lo que entra, la gestión del estado es pésima…”

 

P.al Día- ¿Dónde cursaste tus estudios y a qué edad comenzaste a trabajar en el campo?

Juan P. Ayphassorho- Cursé tres años de Ciclo Básico en UTU, después concurrí a la Escuela Familiar Agraria Los Nogales donde me recibí de Técnico, luego quise seguir estudiando pero la situación en ese momento era otra, el campo era rentable, se vivía decorosamente y como mis padres me necesitaban para trabajar en el campo tuve que dejar y a los 18 años comencé a trabajar en el establecimiento. De chicos sabíamos que cuando fuéramos grandes íbamos a trabajar en el campo.

P.al Día- Igualmente antes ya colaborabas con tu familia en las tareas de la granja…

Juan P. Ayphassorho- Sí, estudiaba y en los ratos libres trabajaba en el campo. La regla en mi casa era que cuando había que estudiar se estudiaba y cuando no tenía que estudiar había que trabajar, pero nunca me obligaron a dejar de estudiar para trabajar.

P.al Día- Si tu familia no hubiera estado vinculada a la granja, ¿a qué te hubieras dedicado?

Juan P. Ayphassorho- Sinceramente no sé que podría haber sido de mi vida pero con seguridad que seguiría vinculado al sector. Tuve la posibilidad de ir becado a seguir estudiando en el exterior, luego de culminar la Escuela Agraria.

 

“La Escuela Familiar Agraria fue el puntapié inicial para lo que seguí haciendo en la granja, me abrió la cabeza en cosas como la gestión de la empresa y la aplicación de tecnologías…”

 

P.al Día- Me imagino que la tecnicatura te ayudó a mirar la granja y la producción desde otro enfoque contemplando una cantidad de aspectos…

Juan P. Ayphassorho- La Escuela Familiar Agraria para mi fue el puntapié inicial de lo que después seguí haciendo en la granja porque me abrió la cabeza en cosas como la gestión de la empresa o mismo la aplicación de tecnologías que en su momento no se utilizaban tanto, como la aplicación de herbicidas, estilos de poda, saber la biología de las plantas que es muy importante, las enfermedades y muchas cosas más.

P.al Día- Además participaste en grupos asociativos…

Juan P. Ayphassorho- Sí, me interesó el tema de involucrarme en un grupo y justo cuando tenía 21 años se formó el grupo CREA Fruticultores donde fui uno de los iniciadores y eso también me ayudó mucho porque veía otras realidades en cuanto al manejo de diferentes empresas. Otra cosa que también me ayudó fue el tema de los aportes que nos daba el Estado para poder viajar a otros países lo que nos permitió ver muchas realidades diferentes a la que estábamos pasando acá, tanto sociales como desde la agricultura.

P.al Día- ¿Qué países conociste?

Juan P. Ayphassorho- Los primeros viajes fueron a Chile, después viajamos a Brasil, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y también hicimos un viaje de estudio a Italia y Francia.

P.al Día- ¿Hasta cuándo participaste de ese grupo?

Juan P. Ayphassorho- Participé hasta hace seis años atrás porque sinceramente no tenía tiempo para dedicarle al grupo y además mi orientación se estaba volcando de la fruticultura a otro rubro que era la horticultura.

P.al Día- ¿Cuántas hectáreas posee la empresa familiar y que rubros explotan?

Juan P. Ayphassorho- Tenemos unas 30 hectáreas totales y el rubro que explotamos en fruticultura es durazno, ciruelos, uva de mesa, antes teníamos manzana pero la arrancamos por falta de rentabilidad de cultivos, y en la horticultura lo que más plantamos es cebolla y algo de zapallo.

P.al Día- Históricamente comercializaban sus productos en la feria y desde hace un par de años lo hacen en el Mercado Modelo, ¿por qué?

Juan P. Ayphassorho- Sí, mis padres se iniciaron haciendo feria en los años 70´ pero hace seis o siete años atrás tuvimos que empezar a hacer mercado porque mi señora tuvo un problema de salud y además la feria era muy desgastante y se nos estaba haciendo muy difícil hacerlo bien, aunque era un negocio bastante rentable; igualmente yo no podía vender toda la producción de la granja en la feria, tenía que dar a comisión por eso intenté volcarme para el mercado donde llevo mi mercadería y de terceros entonces puedo vender más volumen.

P.al Día- ¿Cuántos empleados trabajan en la empresa?

Juan Pedro Ayphasorho- Mi señora, mi hijo, yo, dos empelados efectivos y luego contrato gente cuando lo necesito. Hoy vinieron tres cubanos a trabajar, le dimos vivienda y van a trabajar cuando lo precisemos; es una manera de conseguir mano de obra un poco más barata.

 

“Yo llevo todos los números en detalle; el año pasado producir una hectárea me costó en promedio 8 mil dólares…”

 

P.al Día- ¿Cuál es la situación actual del sector granjero?

Juan Pedro Ayphasorho- Como se está viendo en la actualidad con las movilizaciones que se están haciendo el sector granjero está complicado, tenemos altos costos de producción y hay poca rentabilidad o ninguna, estás jugado a lo que algo de lo que vos producís te valga para poder salvarte y si es un año que nada vale como el año pasado perdiste plata. Yo llevo la cuenta de todas las entradas, salidas y los gastos generales que tengo y el año pasado producir una hectárea tomando en cuenta todos los gastos generales que incluye roturas, fríos de cámaras, amortización de maquinarias y demás, me costó en promedio 8 mil dólares.  

Desde el año ´95 para acá ha venido decreciendo el margen de ganancia, actualmente uno está trabajando para mantener el establecimiento y poder hacer alguna inversión si te queda algún peso.  

 

“El productor chico que está viviendo al día ante cualquier tropiezo se endeuda o desaparece…”

 

P.al Día- ¿Por qué razón decidiste volcarte hacia la horticultura?

Juan P. Ayphassorho- El tema es que para ir al mercado tenía que tener otros productos que pudiera desarrollar mejor y achicarme en otros rubros porque mi empresa era para feria, pero ahora tengo que hacer una empresa para el mercado y teniendo muchos rubros es imposible de llevar, incluso pequeñas superficies no te sirven porque no son rentables por un tema de escala. Si vos tenés 10 hectáreas de manzana precisás una máquina para curarla pero si vos tenés dos hectáreas también precisás la máquina pero le das menos uso y eso hace que estén quedando los grandes manzaneros, los grandes plantadores de durazno o de uva de mesa porque los pequeños productores que tienen de todo un poco se están fundiendo.

Además tenés que tener un respaldo porque si un año empataste o perdiste podés aguantar hasta el año siguiente y tener la posibilidad de recuperar; pero el productor chico que está viviendo al día ante cualquier tropiezo se endeuda o desaparece.

 

“Hace unos años atrás la mano de obra nos salía un dólar la hora, ahora nos sale 4 dólares; y ahora es menos efectiva y de menor calidad…”

 

P.al Día- ¿Cuáles son los costos más altos que enfrenta la hortifruticultura?

Juan P. Ayphassorho- Uno de los costos más altos en el sector granjero es la mano de obra porque si se quiere hacer bien e intensiva se requiere de mucha mano de obra. Si a vos te va bien al empleado le vas a pagar mejor. El problema es que el hortifruticultor le genera muy pocas divisas al Estado o ninguna porque no exporta y lo que exporta a veces es subsidiado por el Estado porque de lo contrario al valor del dólar que tenemos es imposible exportar, no le dan los números.

Hace unos años atrás la mano de obra nos salía un dólar la hora, ahora nos sale 4 dólares. Eso no quiere decir que el empleado sea el culpable de la situación pero es la realidad y también es una realidad que la mano de obra ahora es menos efectiva y de menor calidad porque la gente no sabe, no pone voluntad, es irresponsable y eso te lleva a que vos trates de achicarte en algunos rubros, aplicar tecnología para poder ahorrar mano de obra porque sinceramente con la gente está complicada la cosa. Hay excepciones, claro, pero en general es así.

 

“Los productores rurales somos mansos y cuando salimos a protestar es porque las cosas realmente están mal; esperemos que el gobierno reaccione…”

 

P.al Día- ¿Qué opinión te merece la movilización que se realizó en Durazno el pasado martes?

Juan P. Ayphassorho- Me llamó la atención la cantidad de gente que había porque los productores rurales somos mansos y cuando salimos a protestar es porque las cosas realmente están mal; esperemos que el gobierno reaccione si no esto se va a complicar más porque la gente está mal, le están tomando el pelo y no se lo que va a pasar con eso de aquí en adelante.

P.al Día- ¿Estás de acuerdo con los puntos que se manejaron en la proclama?

Juan P. Ayphassorho- La proclama fue algo generalizado de lo que está pasando, todo el tema de la energía, el gasoil, los impuestos, es una realidad; no es culpa de los productores si las empresas estatales hacen malas gestiones.

Muchos comerciantes de Montevideo están pasando por lo mismo y por eso apoyan el movimiento de autoconvocados lo que demuestra que ya no pasa solo por el campo, es un tema general. Pensé que solo la fruticultura estaba mal porque nunca tuvimos bonanza económica como tuvieron otros sectores pero se ve que la realidad es general.

 

“No hay peor ciego que el que no quiere ver…”

 

P.al Día- ¿Qué sentís cuando se argumenta que detrás de esta movilización hay una movida político partidaria?

Juan P. Ayphassorho- Los que lo dicen son los del partido del gobierno y lo dirán para contrarrestar lo que están haciendo mal porque no hay peor ciego que el que no quiere ver.

P.al Día- Referentes del gobierno han salido a exponer los apoyos que han dado al agro: las quitas importantes a productores endeudados, los subsidios para los seguros, las mesas de desarrollo rural para los pequeños productores, ¿que opinión tenés al respecto?

Juan P. Ayphassorho- Si hicieron quitas allá ellos, yo prefiero que no me den nada y que me den las herramientas para trabajar en las mismas condiciones que otros países. Yo no pretendo que el Estado me de nada, si me dan lo tomo pero limosnas no porque te dan subsidios pero seguís en la misma entonces no le encuentro sentido, en vez de darte subsidios que te bajen el gasoil o la energía. No puede ser que cuanta más energía consumís más te cobran por kilowat; esas son las cosas que uno ve mal.

La mejor opción que el Estado debe tomar es darle al productor las herramientas para hacer cosas. Además parece que siempre fuéramos los malos de la película porque cuando sube el morrón por ejemplo sube la inflación, se importa porque es caro, que en cierta manera no lo veo tan mal, pero lo que sí veo mal es el contrabando que pasa por delante de los ojos del Estado sin los controles de sanidad y todo eso puede tener alguna enfermedad. Hoy en día la gente del este y del norte no está viniendo al mercado porque se ha visto vender en Punta del Este productos que ni siquiera son de Brasil sino que Brasil las importa y después las pasa para Uruguay como ciruela, uva de mesa y cebolla.

P.al Día- ¿El Fondo de Fomento de la Granja sigue existiendo?

Juan P. Ayphassorho- No estoy seguro pero creo que eso se disolvió, porque se dirigía a los damnificados de fenómenos climáticos, y en su lugar se pusieron los subsidios a los seguros.

 

“En la fruticultura las perspectivas de cosecha son malas; en cebolla es normal, tengo el problema de que me la están robando y eso te genera desgaste, impotencia…”

 

P.al Día- ¿Cuáles son las expectativas para esta cosecha en los diferentes rubros que ustedes producen?

Juan P. Ayphassorho- En cuanto a fruticultura las perspectivas son malas, sobre todo durazno y ciruela, uva de mesa normal y en cebolla también la cosecha es normal, aunque tengo el problema de que me la están robando y todo eso te genera desgaste, impotencia. Uno tampoco puede andar corriendo atrás de los ladrones.

P.al Día- ¿A qué crees que se debe la situación de inseguridad que atraviesa el país? 

Juan P. Ayphassorho- Creo que pasa todo por la familia, los padres de antes no son como los de ahora, antes era imposible que un padre le pegara a un maestro y si vos venías con un rezongo del maestro tenías otro rezongo de tu padre y ahora eso no existe, al contrario, se estimula lo que hace mal el niño en vez de castigarlo.

 

“Creo que el gobierno tendría que darse cuenta que está haciendo las cosas mal…”

 

P.al Día- ¿Qué señales debería dar el gobierno para revertir la situación?

Juan P. Ayphassorho- Creo que el gobierno tendría que darse cuenta que está haciendo las cosas mal, yo sé que hay que ayudar al que no tiene pero dar dinero a cambio de nada está mal, el dinero hay que ganárselo y eso es una de las cosas que hace que la gente no tenga hábitos de trabajo y eso después los lleva a cometer errores como drogarse o robar, porque el consumismo existe.

Otra crítica que hago al gobierno es que por ejemplo en algunas villas y barrios la mitad están colgados de la luz y el agua, y a mí me cobran más por consumir más. Con esto no quiero decir que se vayan a solucionar los problemas de la granja, eso se soluciona bajando el gasoil, incentivando las exportaciones, va más por ese lado.

Así como se están encarando las cosas no le veo futuro a esto, yo llevo las estadísticas y cada vez está peor, incluso hemos pensado en dejar la actividad porque te sacrificás trabajando y perdés plata; uno sigue en el rubro porque mi hijo no quiso estudiar y tuvo que trabajar en el campo pero es triste.

 

“Hemos pensado en dejar la actividad porque te sacrificás trabajando y perdés plata…”

 

P.al Día- ¿Algo más que quieras agregar?

Juan P. Ayphassorho- Muchas gracias por la entrevista y espero que haya servido para aclarar el tema de la granja y que la gente sepa lo que es realmente. Si la granja desaparece se van a complicar los costos de la mercadería que la gente consume porque todo sale del campo. Es mentira que importando se va a consumir más barato porque el que importa lo hace para ganar, no le interesa el consumidor y lo mismo el que contrabandea.

 

                                                                Nota y fotos: Jorge Peraza.-