|
28/02/2019

EL LICEO DE JUANICO DE CARA AL INICIO DE CURSOS 2019

En la edición anterior publicamos un informe acerca de cómo se preparaban los liceos de Progreso (1 y 2) de cara a un nuevo comienzo de año lectivo, como lo son las inscripciones, cantidad de grupos, expectativas y desafíos de cada institución para este 2019.
liceo-direweb.jpg

En la presente edición les entregaremos una segunda parte del informe y en esta oportunidad concurrimos al renovado edificio del liceo Juanicó; allí dialogamos con Adriana Ferreira, Directora de dicho centro educativo, quien nos contó cómo se prepara la institución que para este año presenta novedades.

 

“No tenemos la expectativa de crecer mucho más…”

 

P.al Día- ¿Cómo vienen las inscripciones de cara a un nuevo año lectivo?

Adriana Ferreira- Las inscripciones ya se efectuaron en diciembre, solo falta resolver el tema de los pases que se hace vía online donde los padres tienen que completar un formulario que está disponible en la pagina web de Secundaria y luego las reguladoras de los diferentes departamentos y regiones resuelven los destinos de los estudiantes que además se pueden ver en dicho sitio web ingresando en el icono “Destino de estudiantes”, por lo que esa información no queda secreta.

P.al Día- ¿Este año esperan un crecimiento en cuanto a la matricula?

Adriana Ferreira- Nosotros tenemos los números muy ajustados así que no tenemos la expectativa de crecer mucho más de lo que teníamos porque al momento no hay capacidad locativa, este liceo es más chico que el otro, solo tenemos cinco salones y en la mañana hay seis grupos por tanto habrá que usar algún espacio alterno como salón, como puede ser un laboratorio.

P.al Día- ¿Cuántos grupos poseen?

Adriana Ferreira- Acá tenemos 8 grupos en total, dos de 1º, dos de 2º, dos de 3º y 2 de 4º, donde 1º, 2º y 3º Año concurren en el turno matutino y 4º Año en el vespertino. Generalmente estamos en el entorno de los 200 estudiantes, rara vez superamos esa cifra.

P.al Día- ¿La mayoría son de la zona?

Adriana Ferreira- Hay estudiantes de Juanicó, de Progreso, de Canelones, de la zona de Las Violetas; el año pasado el 63% de los estudiantes viajaban.

P.al Día- Tengo entendido que 1º Año comienza con la modalidad de tiempo completo, ¿no es así?

Adriana Ferreira- Así es, cambia la modalidad pero tienen el mismo plan, mientras que los otros grupos siguen con el trayecto que venían desarrollando.

P.al Día- ¿Qué horario implica la modalidad de tiempo completo?

Adriana Ferreira- Tiempo completo implica que el alumno esté 8 horas en la institución, desde las 8 hasta las 16 horas. De mañana tienen clases normales, después al mediodía se les da el almuerzo y de tarde tienen los talleres, las tareas vigiladas y las tutorías. En tanto los alumnos de 2º y 3º Año entran 7:30 y salen a las 13 horas.

 

“La modalidad de tiempo completo fue solicitado por la comunidad educativa… está en carácter experimental y viene dando muy buenos resultados…”

 

P.al Día- ¿Cómo surge lo de cambiar a esta modalidad?

Adriana Ferreira- La modalidad de tiempo completo fue solicitado por la comunidad educativa hace dos años, el año pasado no se ejecutó porque el local viejo era tan paupérrimo que las condiciones de higiene no eran las indicadas para servir el almuerzo y por eso comenzamos este año.

Vale destacar que hay solo siete liceos de tiempo completo en todo el país y en el departamento hay solo tres. Eso se debe a que es una modalidad de aprendizaje extremadamente cara y no por la alimentación que se le brinda al alumno sino por las horas docentes que implica el horario extendido. Es una modalidad que está en carácter experimental, que viene dando muy buenos resultados y por la característica que tiene necesita que los liceos tengan determinados espacios que no todos los centros educativos tienen, como comedor, cocina, y demás; la intención es que se extienda a todos los liceos pero se va haciendo en forma gradual porque requiere de una inversión muy grande.

P.al Día- ¿En este liceo ya está instalado el comedor?

Adriana Ferreira- Todavía no pero lo bueno de este sistema de construcción es que permite ir anexando más espacios, entonces se le van a agregar dos aulas para instalar el comedor y a futuro una cocina. Por ese y otros motivos es que la modalidad de tiempo completo comenzará a funcionar a partir de abril porque aun no están las condiciones dadas, por lo que las primeras semanas tendrán clases solo de mañana.

 

“Tenemos uno de los índices de aprobación más altos del país…”

 

P.al Día- ¿Cómo es el índice de aprobación de este centro educativo?

Adriana Ferreira- Acá tenemos uno de los índices de aprobación más altos del país, en 2º Año en el mes de diciembre tuvimos el 95% de aprobación y según lo que venimos viendo en los resultados de febrero vamos a llegar al 98% y lo mismo con los demás niveles. En lo que respecta a 1º Año tenemos el 90% de estudiantes promovidos y los que estaban con fallos en suspenso están promoviendo así que seguramente ese porcentaje aumente pero hasta el día 22 de febrero no vamos a tener los números finales pero pensamos superar ampliamente el margen que ya teníamos en diciembre.  

P.al Día- ¿Y en cuanto al índice de repetición y deserción?

Adriana Ferreira- Cuando yo comencé a trabajar en este liceo hace 10 años tenía el 40% de índice de repetición, ahora tiene un solo estudiante repetidor por rendimiento y un 6% de deserción. Esos estudiantes que desertaron lo hicieron por diferentes situaciones, incluso algunas están judicializadas por la propia institución; son situaciones que escapan realmente a lo que pueda hacer un profesor que tienen que ver con cuestiones familiares y personales.

 

“La modalidad de tiempo completo no viene para mejorar los resultados sino para mejorar los aprendizajes…”

 

P.al Día- ¿Cómo se logra mejorar esos indicadores?

Adriana Ferreira- Es el resultado del trabajo de los docentes y de las familias en su amplia mayoría que tienen interés en que su hijo estudie y salga adelante. Es bueno destacar que el tiempo completo no viene para mejorar los resultados porque nos va mal sino para mejorar los aprendizajes, que los chiquilines tengan otras posibilidades de aprender.

P.al Día- Este liceo tiene obviamente muchas ventajas con respecto al anterior edificio, pero tiene una desventaja y es que si bien ahora está dentro del casco urbano de Juanicó es difícil acceder a él para los docentes que viajan en el transporte público…

Adriana Ferreira- Sí, ese es un tema complejo, el liceo quedó muy lejos de la ruta y estamos muy preocupados en ese sentido porque las empresas de transporte entran y sacan a los chiquilines en los horarios que corresponden pero para el trabajador es muy difícil; al día de hoy tenemos el 50% de las horas sin profesor y era lo que temíamos que pasara. Al ser un liceo chico el profesor nunca va a tener su unidad docente acá y eso complica porque el profesor tiene que combinar con otro liceo para poder tener su salario completo y tiene que hacer una combinatoria que es de ómnibus; si tu te pierdes un ómnibus te perdés toda la jornada laboral y eso ha complicado mucho la elección de horas docente en este liceo.

Hay líneas que entran al pueblo pero no con las necesidades que tienen los profesores porque todos tienen diferentes horarios y es imposible pensar que una empresa cambie su trayecto para entrar trabajadores de a uno, eso no va a suceder nunca porque no es rentable para la empresa. Veremos como lo solucionamos…

P.al Día- ¿Qué características tiene el nuevo edificio?

Adriana Ferreira- En comparación con el edificio anterior donde teníamos un espacio enorme este es más chico pero en lo que tiene que ver con la construcción son contenedores marítimos muy confortables, óptimos para dictar clases, están bien equipados, tienen aire acondicionado, con un mobiliario muy lindo, quizás el piso de los salones no es el apropiado porque se raya fácilmente; el patio es hermoso aunque todavía no tenemos sombra. La principal dificultad tiene que ver con los postigones de las ventanas que no se pueden abrir por un tema de cómo fueron diseñados los mismos que no son como las ventanas comunes que todos conocemos y eso nos impide tener luz natural en las aulas.

 

“La comunidad educativa se merecía un liceo como este…”

 

P.al Día- ¿Desde cuándo están instalados en este edificio?

Adriana Ferreira- A pesar de que las autoridades nos aconsejaban mudarnos este año nosotros sosteníamos que teníamos que venirnos porque esta era una inversión muy grande y es así que nos mudamos el 24 de agosto del año pasado y nos parece que hace años que estamos acá porque el otro edificio quedó en el olvido porque las condiciones en las que trabajábamos eran terribles. Ahora nos ponemos a pensar y uno queda admirado de su propio trabajo por la vocación y lo profesional que éramos los docentes para dar clases en esas condiciones. De ese 40% de índice de repetición pasamos al 22%, después lo llevamos a 14% y ahora prácticamente no tenemos y eso lo logramos en ese edificio. Creo que la comunidad se merecía un liceo como este.

P.al Día- ¿Cómo respondieron los estudiantes a la mudanza?

Adriana Ferreira- Muy bien, se comprometieron mucho más con su propia educación y lograron salir adelante. Además de nuestro trabajo uno de los factores de la altísima promoción fue el nuevo edificio.

 

“Nuestra expectativa es mejorar la calidad de los aprendizajes…”

 

P.al Día- ¿Cuáles son las expectativas para este año?

Adriana Ferreira- Que promueva el 100% de los alumnos pero lo importante es mejorar la calidad de los aprendizajes, porque la promoción es simplemente un número entonces yo puedo promover pero no aprender nada; para eso confiamos en el equipo interdisciplinario que tenemos.

Estamos convencidos de que el tiempo completo viene para mejorar la calidad del aprendizaje que es lo que nos importa, esperemos que los talleres les den a los alumnos de 1º Año otras experiencias de aprendizajes.